Los caballos que curar: equino terapia, una alternativa de tratamiento – El Hindú – El Hindú

Muchos pueblos de la antigüedad se entiende que el caballo era más que un animal en su servicio durante la guerra, el transporte y el trabajo. Sin embargo, su función terapéutica nunca había sido estudiado hasta mediados del siglo xx, cuando empezaron a ser utilizados para la rehabilitación de las enfermedades que involucran la discapacidad física y mental.

La Argentina ha sido pionera en la implementación de este tipo de terapia. Hace 36 años, cuando María de los Ángeles Kalbermatter de empezar, sólo fue conocida en Europa y los Estados unidos, y aún sin mucha aceptación. Después de la amputación de una pierna a la edad de 27 años, decidió rehabilitar a sí misma a través de montar a caballo, algo que anteriormente era sin precedentes. A través de los años, no sólo demuestran su éxito, pero ella también comenzó a enseñar a los niños con diferentes enfermedades a la práctica y experiencia de los mismos resultados que con ella.

«La única gente que cree en esto fueron los que le encantaban los caballos. Hoy, 38 años después de haber fundado la primera escuela de terapia equina en América latina, me siento orgulloso. La escuela ha atraído a todo tipo de pacientes: La gran mayoría con trastornos graves, pero en los últimos años también hemos recibido los pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares, depresión o estrés. Los estudiantes que, cuando se conecta con el caballo, descubrir el poder curativo de este maravilloso animal,» ella dice.

Hoy en día, más de 250 centros en todo el país la práctica de equino terapia. Este método terapéutico se implementó por primera vez para los pacientes que sufren afecciones vinculadas a graves motor y trastornos neurológicos, y ha tenido excelentes resultados con el autismo. Estos centros son en su mayoría dirigidos por asociaciones sin fines de lucro o fundaciones financiadas por los patrocinadores, o a través de los municipios o de la lotería de contribuciones; como es el caso de La Plata de la Escuela de Equino Terapia para las Personas con Discapacidad y con Necesidades Especiales. Otras escuelas de equitación cobrar una pequeña cuota y cuando sea posible, se ofrecen becas a las personas que no pueden permitirse el lujo de pagar. De la seguridad Social y algunos de prepago de seguro de salud de los emisores de cubrir el costo del tratamiento, pero en muchos casos es necesario hacer una solicitud al estado para asegurarse de que hacer esto.

«Equino terapia se basa en tres principios básicos: la transmisión de calor del cuerpo, pulsos rítmicos y un patrón de movimiento, equivalente a la de los humanos en la marcha. El caballo es un ser capaz de curar a través de la emoción y el lenguaje corporal, y sirve como un espejo para el alma humana», explica Julieta Malleville, director de la Paloma de la Escuela de Equino Terapia, en la ciudad de Tandil, ubicado a 300 kilómetros de la Capital Federal.

Los caballos utilizados para la equino terapia en Argentina son criollo (creole) o mestizos caballos que no son más altos que los de 1,60 m de altura y se encuentran entre 8 y 15 años de edad. Deben ser dóciles por naturaleza, que le da tanto a los terapeutas y los pacientes de la total confianza necesaria para trabajar con y confiar en ellos. Ellos no deben ser fácilmente asustado y debe estar familiarizado con todos los materiales didácticos utilizados en la escuela: aros, bolas, de barras, burbujas, música, maracas y animales de peluche.

En los últimos 15 años equino terapia ha evolucionado y se ha puesto en práctica para el tratamiento de enfermedades como el estrés, depresión, fobias, adicciones, trastornos obsesivo-compulsivos y trastornos de la alimentación. Este tipo de tratamiento se llama psicoterapia con caballos y se complementa con la medicina tradicional y las terapias.

Tal es el caso de Viviana Espejo, que sufre de trastorno bipolar. Ella vive en Tandil y cuando ella comenzó a tomar a su hija a la ciudad del caballo, centro de equitación, ella se dio cuenta de que el contacto con los caballos hacía sentir mucho mejor. «Cuando llega el momento de subirse a un animal, manejar las riendas, el control de su movimiento – mi mente se centra en aquellas actividades y pienso en nada más. Todo mi pensamiento se concentra allí, en el manejo del caballo y disfrutar de mi relación con él. Son muy nobles seres, que nunca le hará daño a usted,» dice ella.

Las sesiones de psicoterapia se realizan al lado, no en la parte superior del caballo. No es necesario tener experiencia de montar a caballo y la relación con el animal se basa en las diferentes actividades propuestas por el terapeuta según el estado del paciente. Las sesiones duran entre 30 y 45 minutos, idealmente semanal.

En la provincia de Salta, en el norte de la Argentina, el 13% de la población está afectada por una forma de discapacidad. Para Elena Cataldi, fundador de la Equinoterapia del Azul de la Fundación, «es posible que la rehabilitación de un niño con discapacidad a llevarse a cabo en un contexto de alegría, de libertad y contacto con la naturaleza.» Ella es todo más convencidos por la técnica que por haber visto a su propio hijo con discapacidad recuperar sus habilidades motoras gracias a el poder terapéutico de los caballos. Lanzado en 2005, su fundación, que también ofrece un centro de día y la inclusión social, talleres, proporciona terapia para más de 80 niños y niñas cada año.

El médico Verónica Settepassi, que ha estado trabajando durante 15 años en el Hipocampo Equino Terapia de la Escuela en el barrio de Palermo de Buenos Aires, dice que equino terapia ayuda a las personas a controlar sus miedos y conectar con el entorno. «El movimiento del caballo reconcilia a la persona con su cuerpo, que les hace sentir bien. He tenido casos de personas con depresión y trastornos de la alimentación que mostró una mejoría muy rápida. La dificultad con la promoción de esta terapia complementaria que las familias a menudo sólo optar por el tratamiento como un último recurso. Regular y constante atención a lo largo del tiempo es esencial en este tipo de actividad y si los pacientes no tienen el apoyo necesario, abandonar de inmediato», dice ella.

Esta escuela destaca por el número de profesionales que están disponibles para el trabajo interdisciplinario. El equipo en el Hipocampo, coordinado por Settepassi, ella misma un médico, consta de dos terapeutas ocupacionales, dos psicólogos, un terapeuta psicomotor, un terapeuta del habla y cuatro de a caballo de los maestros, además de su colaboración con los paramédicos.

http://www.equinoterapiaazul.com.ar/

(Este artículo fue publicado originalmente en La Nación)

ALTERNATIVE THERAPIES TERAPIAS ALTERNATIVAS

Compartir:
Sígueme por Email1k
Facebook0
Facebook
YouTube15k
YouTube
Pinterest5k
Pinterest
LinkedIn541
Instagram9k
RSS2k

Uso de cookies

Uso de cookies y política de privacidad: Este sitio web/blog utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Pinche el enlace para mayor información. Nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies